ASIA,INICIO,JAPÓN

REGIÓN DE LOS 5 LAGOS

Esta zona te ofrece una visión del Japón más relajado y tradicional. Igual porque la época en la que fuimos era temporada media-baja, el ambiente que se respiraba era de relax y paz. Esta zona que en verano debe de tener bastante movimiento es una parada para turistas locales y extranjeros que aprovechan sus vacaciones para desplazarse hasta esta zona para descansar y disfrutar de la naturalez y los deportes acuáticos. Nosotros quisimos visitar esta zona en medio de nuestro viaje, para que así nos sirviera para descansar y coger fuerzas para seguir el viaje que sabíamos que iba a ser cañero.. Y menos mal porque yo me puse mala a los pocos días de llegar a Japón y hacer esta parada «técnica» me fue de maravilla para reponerme. Japón es un país para patear y si además vas con pocos días, aun más. Encontrarse mal de viaje, fuera de tu casa y con mil cosas programadas es un fastidio, por ello os recomendamos siempre llevar un seguro de médico de viaje al que echar una mano si alguno de vosotros se encuentra mal. Aquí os dejamos el link a nuestro descuento del 5% en los seguros de IATI.

Y después de poneros en situación, os hablamos de la región de los 5 lagos. Cuando empezamos a programar el viaje teníamos claro que queríamos acercarnos lo máximo posible al monte Fuji y poder disfrutar de sus vistas. Una de las opciones que teníamos era ir a la zona de Hakone donde hay muchos riokanes y onsens y es una zona tranquila donde va el turismo. Pero poco a poco fuimos informándonos y pensamos que otra zona muy bonita podía ser la zona de los 5 lagos ya que puedes llegar a tener mejores vistas al monte Fuji y es una zona de montañas, lagos y naturaleza. Allí encontramos un hotelito donde poder descansar dos noche (en Hakone todos los hoteles que habíamos mirado ya estaban cogidos!).

Monte Fuji

Nos habían comentado que una opción muy recomendada es subir el monte Fuji, símbolo del país y sagrado desde la época Edo, donde todavía los peregrinos lo escalan. La escalada es relativamente fácil, incluso para niños o ancianos, pero requiere un mínimo de preparación (se pueden presentar problemas relacionados con la altitud) y hay que ir bien preparados con material adecuado ya que la temperatura por la noche ronda los 4 grados. Existen los refugios de montaña (con dormitorios comunes solamente) tienen una gran demanda y hay que reservarlos con varios meses de antelación. Está estrictamente prohibido acampar en el monte Fuji. Si queréis más información sobre los caminos y rutas para subir al monte Fuji, aquí los podéis consultar.

Finalmente y debido a la época y al poco tiempo que teníamos descartamos hacer la excursión pero aun así, y a pesar que habíamos leído que era muy difícil ver el monte Fuji despejado, lo vimos!! El día que llegamos al Lago Kawaguchiko, dejamos las cosas en el hotel y nos fuimos corriendo a subir al teleférico. Eran las 4 y poco de la tarde y el sol ya empezaba a caer pero parecía que el cielo estaba despejado. El teleférico cierra a las 5 así que llegamos justitos pero pudimos subir sin problemas. Para el día siguiente daban nubes, así que nos apresuramos a subir y cual fue nuestra sorpresa cuando nos encontramos con esta estampa tan bonita!

Monte Fuji desde lo alto del teleférico

El funicular Kachi Kachi estaba muy cerquita de nuestro hotel y desde allí se puede disfrutar de bonitas vistas del lago Kawaguchi y el monte Fuji. Hay una plataforma de observación, pequeño santuario y bar… poca cosa más. Abre de 9h a 17h (hasta las 16:40h en invierno) y cuesta 720 yenes aprox ida y vuelta. La entrada se puede comprar allí mismo, en unas máquinas, fácil.

Funicular

¿Qué ver y hacer en la Región de los 5 lagos?

El lago Kawaguchi o Kawaguchiko se encuentra en el centro de los Cinco Lagos. Es muy famoso porque refleja, como en un espejo invertido, la cara norte del Monte Fuji. ¿Qué podéis hacer en esa zona? Pues como dice su nombre, visitar los 5 lagos y de paso disfrutar de algun pueblecito con encanto. Existen también cruceros por el lago Kawaguchi así como diferentes actividades acuáticas, pero dependerá de la época del año que lo visites.

En nuestro caso, en abril el tiempo todavía era fresco así que lo que hicimos fue disfrutar de nuestro hotelito tipo riokan con onsen y pasear por la zona. Estuvimos dos noches y la segunda nos nevó! Fue muy chulo ver todo nevado!

Existen actividades ya organizadas para llegar desde Tokio hasta la zona, como ésta. Y si quieres llegar por tu cuenta, desde Tokio puedes coger dos trenes con una duración total del trayecto de 2horas y  1omin. Aquí os dejamos las indicaciones:

– Estación de Tokyo > (1 hora y 20 minutos en tren JR LEX «Kaiji», o 1 hora y 50 minutos en tren rápido de la línea JR Chuo hasta la estación de Otsuki

– Estación de Shinjuku > (1 hora y 5 minutos en trenes JR LEX «Azusa» o «Kaiji», o 1 hora y 35 minutos en tren rápido de la línea JR Chuo hasta la estación de Otsuki

– Una vez en la estación de Otsuki, coger otro tren de 50 minutos, línea Fuji-Kyuko) hasta el lago Kawaguchi (estación de Kawaguchiko

Si preferís el bus, podéis tomar uno desde Shinjuku hasta Kawaguchiko (unas 2 horas de viaje). La compañía de autobuses es Fujikyu o Keio Bus pero no está incluido con el JR Pass. Desde Tokio también podéis coger un bus de la compañía Fukikyu o JR Kanto Bus.

En nuestro caso, como nosotros estábamos en Kioto lo que hicimos fue coger un  tren con el JRpass que teníamos hasta la estación de Mishima, donde nos bajamos para coger un autobús dirección lago Kawaguchiko. El trayecto en autobús es de una hora y media. La verdad es que no se hace muy pesado ya que a medida que te acercas a la zona empiezas a disfrutar de las vistas.

Una vez llegas a la Región de los 5 lagos, valoramos la posibilidad de ir por nuestra cuenta por la zona pero es demasiado extensa para ir sin transporte propio, así que a no ser que vayáis con coche, os recomendabamos que cojáis el bus turístico de la zona que te lleva por toda la región pasando por los diferentes lagos. Nosotros compramos el billete de 2 días por 1500 yenes (12,78euros). Tiene diferentes paradas y puedes ir subiendo y bajando las veces que quieras. El recorrido es agradable y te ofrece las vistas de un paisaje muy agradable. Los horarios y el mapa lo podéis consultar en esta web.

Guide Map

Hay tres líneas: roja, azul y verde. Podréis moveros por la zona empalmando una con otra si así lo queréis. La verdad es que a nosotros nos pareció muy cómodo y fácil.

Y aprovechando que estábamos en la zona quisimos visitar un pueblecito sobre el que habíamos leído y comentaban que era bastante pequeño y tradicional, se llama Saiko Iyashi-no-Sato Nenba y tiene una parada justo delante de él con el bus turístico.

Saiko Iyashi-no-Sato Nenba es un pueblecito reconstruido, tras su destrucción en 1996 por un tifón, con casitas que se han convertido en tiendas de artesanías y un reclamo para los turistas. Las vistas al monte Fuji desde aquí son muy bonitas. Aunque el día estuviera un poco nublado, pudimos disfrutar del monte Fuji y su pico nevado.

El horario para acceder a este pueblo-museo al aire libre es de las 9h de la mañana y cierra a las 17h (abril a noviembre) y de 9:30h a las 16:30h (diciembre a marzo). Cuidado que cierran los miércoles de diciembre a febrero. El precio de la entrada es de 350yenes 150yenes los niños.

En Saiko Iyashi-no-Sato Nenba podrás ver el tipo de construcción que utilizan en las casas tradicionales a base de paja y barro y los característicos tejados así como su molino de agua tradicional.

Molino de agua en Saiko Iyashi-no-Sato Nenba

También en este pueblecito hay una tienda donde ofrecen alquilar ropa tradicional japonesa, de manera que si te apetece vestirte de samurai o con el vestido tradicional del país puedes alquilarlo mejor de precio que en la capital. Así nos lo comentaron una pareja de canarios que nos encontramos paseando y fotografiándose super orgullosos con sus vestimentas por el pueblo, muy divertidos!

Nos gustó este pueblecito porque pudimos contemplar el estilo más tradicional de los pueblos de Japón, con ese encanto del lugar. Fue lo más parecido que vimos a los Alpes japoneses que por falta de tiempo en el viaje se nos quedó en el tintero para un próximo viaje.

A nosotros nos gustó mucho visitar esta zona y aunque inicialmente tuvimos alguna duda sobre si visitarla por ser un lugar más difícil en cuanto a accesibilidad y del que no se oye tanto hablar, la verdad es que nos gustó mucho.

Y hasta aquí este post, viajer@s! Os recomendamos seguir leyendo sobre nuestro viaje a Japón, aquí.

También puede gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *