TANZANIA

ZANZÍBAR

Hola viajer@s!!

Después del post sobre el safari por la sabana africana, os explicamos nuestra gran experiencia en la isla de Zanzíbar (Tanzania). Para los que no la conozcáis, os gustará saber que Zanzíbar es mucho más que un destino de sol y playa, es un lugar donde poderse relajar y también descubrir una infinidad de actividades para hacer. ⛵️☀️🌴

Zanzíbar, que pertenece a Tanzania, es un archipiélago formado por la isla de Zanzíbar y la de Pemba, a parte de pequeñas islas alrededor. Es uno de los destinos turísticos más famosos del Índico africano. Destaca por ser un destino en el que suelen acabar muchas parejas o viajeros de safaris que quieren descansar los últimos días antes de volver a casa. Ese fue nuestro caso. Después de haber estado una semana de safari, haciendo kilómetros y madrugando todos los días, decidimos acabar el viaje con 5 días de relax en la isla.

Zanzíbar, al igual que Tanzania, tiene el swahili y el inglés como lenguas oficiales. Aunque Zanzíbar es parte de Tanzania, elige a su propio presidente y tiene su propia “Casa de los Representantes” elegidos directamente por voto universal para hacer leyes especialmente para Zanzíbar.

La isla está llena de playas paradisíacas, con aguas cristalinas, arena blanca y un clima ecuatorial. Hay hoteles de todo tipo, pero cada vez más abundan los resorts que están haciendo desbordar un poco los recursos de la isla.

Época para viajar

Como os hemos comentado el clima es ecuatorial por tanto por temperatura se puede viajar prácticamente todo el año, teniendo en cuenta que durante los meses de marzo y mayo es época de lluvias. En nuestro caso viajamos en agosto, después del safari en Kenia. Nos hizo muy buena temperatura, unos 28 grados, así que pudimos tomar el sol y bañarnos en la playa, aunque nos llovió en un par de momentos. Por la noche refrescaba un poco y no te sobraba ponerte una chaqueta si cenabas al aire libre.

La isla de Zanzíbar

Podríamos dividir la isla en tres partes: las playas del Norte (Nungwi), la costa este y la costa sur o suroeste de la isla.

En el norte de la isla es donde se encuentran las mejores playas (la marea no baja tanto como en el sur) y el precio de los hoteles es más asequible que en el resto de la isla. Suele ser la zona más elegida por mochileros.

En la costa este hay muchos hoteles, las playas son bonitas aunque se nota más el tema de que sube la marea. Y en el sur o suroeste es donde hay hoteles más lujosos, manglares y desde donde se pueden apreciar increíbles atardeceres.

En nuestro caso, nos hospedamos en un resort de la zona del noreste de la isla, en el Hotel Neptune Pwani. Estuvimos muy bien y nos proporcionó justamente lo que necesitábamos: descanso y relax. El hotel tiene acceso directo a la playa y te anima a dar un paseo por la orilla del mar. Sí que es verdad que nos sorprendió que la marea a las 2 de la tarde ya bajara, así que había que aprovechar la mañana si te querías bañar.

– Piscina del Hotel Neptune Pwani –

Cómo llegar a la isla

Depende de donde salgas. Desde el aeropuerto de Dar es Salaam (Tanzania) salen a diario vuelos a Zanzíbar. Son unos 20 minutos el trayecto y el precio oscila los 80€. También se puede ir en ferry y son unos 40€ y unas 2 horas aprox. de viaje.

En el caso de salir desde Kenia, como fue nuestro caso, volamos de Nairobi a Zanzíbar, haciendo una parada técnica que le dicen, en Mombasa. Vaya, que en definitiva son dos vuelos y dos aviones diferentes! El precio es más caro, unos 250€ ida y vuelta (4vuelos). Como nosotros acabamos el safari en Nairobi y no queríamos hacer más kilómetros en coche hasta Dar es Salaam ni Mombasa, optamos por coger un avión hasta Mombasa y allí coger otro a Zanzíbar. A día de hoy tenemos dudas de si fue la mejor elección porque tuvimos que esperar bastante en la conexión de vuelta. A la ida, ningún problema, ahora bien, a la vuelta un poco más problemático porque un poco más y nos quedamos en Mombasa! Nuestro avión salió tarde de Zanzíbar y la conexión que teníamos en Mombasa un poco más y la perdemos. El avión estaba ya en pista, con los pasajeros ya montados en él, cuando en ese momento aterrizaba el nuestro que llegaba de Zanzíbar. La azafata nos acompañó corriendo a bajarnos del avión, pasar por una puerta, enseñando rápidamente el pasaporte, recoger la maleta y volviendo a entrar corriendo a pista y montarnos en el otro avión. ¡Una locura!Así que un poco más y no volvemos a España.. que tampoco nos hubiera importado mucho, la verdad.. jaja

El aeropuerto de Zanzíbar carece de sistema informático y es un poco caos, ya que controlan los pasajeros apuntándolos a mano, así que el tema de las conexiones que hagas posteriores no las tienen muy controladas.

– Mostrador de facturación del Aeropuerto de Zanzíbar –

Por suerte todo quedó en una anécdota y pudieron recolocarnos sin problema en el avión.

Visado / Pasaporte

Para entrar en Zanzíbar tienes que tener el pasaporte en vigor y con 6 meses de validez desde el momento que entras en el país. Además también te exigen tener al menos tres páginas en blanco del mismo. Hay tres tipos de visado: ordinario, de tránsito y de negocios. En nuestro caso fue el primero y son 50euros que puedes abonar en el mismo aeropuerto.

Vacunas

En el caso de las vacunas, es obligatorio estar vacunado de la fiebre amarilla y recomiendan de Fiebre tifoidea, hepatitis A y B, tétanos-difteria. Nosotros nos vacunamos de la fiebre amarilla y de la hepatitis B. En el aeropuerto de Zanzíbar nos pasaron por un escáner de temperatura en el que controlan que no estés enfermo.

Os recomendamos igualmente llevaros un pequeño botiquin de emergencia.

Moneda

La moneda en Zanzíbar es el chelín tanzano. Se pueden cambiar euros y dólares americanos en casas de cambio y en bancos. También puedes pagar con tarjeta de crédito en establecimientos grandes y en algunos sitios también te cogen dólares y euros para poder pagar, pero cuidado como os hacen el cambio!

Seguridad

Como siempre que se viaja hay que extremar la precaución ya que los turistas son un posible reclamo para ladrones y agentes de viajes falsos que quieren engañar. Además, últimamente han aumentado en Zanzíbar los robos tanto de objetos personales como de documentación, así que las autoridades recomiendan los desplazamientos a pie y extremar la vigilancia de los objetos personales en todo momento.

Religión y vestimenta

Zanzíbar es un lugar donde la mayoría de la población es musulmana, pero además convervadores, así que recomiendan tener cuidado en materia de vestimenta y de muestras de afecto, sobretodo entre personas del mismo sexo que está penalizado! En el hotel no creo que pase nada, pero si hacéis alguna visita a la ciudad está bien cuidar la vestimenta para no herir sensibilidades y las muestras de afecto por vuestro propio bien. Hay que decir que nosotros no tuvimos ningún problema.

Electricidad

La corriente eléctrica es de 220-250V/50Hz y los enchufes son de tres clavijas. No olvides llevar un adaptador universal.

Transporte

Recomendable moverse en taxi contratando directamente desde el hotel. También se puede alquilar una moto o coche. Nosotros al contratar las excursiones ya nos incluían servicio de autobús o que el guía nos pasara a buscar por el hotel y nos volviera a llevar al mismo.

Podéis consultar más temas referentes al país en la página web del Ministerio de Exteriores.

¿Qué visitar?

En nuestro caso, lo que buscábamos en Zanzíbar era descansar pero también ver cosas interesantes de la isla. En el hotel donde nos hospedamos nos ofrecían diferentes tipos de excursiones pero nos parecieron un poco caras en comparación con otros precios que ofrecían guías turísticos en la playa que teníamos cerca del hotel. Así que después de comparar precios y mirar la disponibilidad de las excursiones (no todos los días hacen excursiones) nos decantamos por éstas:

  • Tour de la especias (Spice-tour)

Zanzíbar es conocida como la isla de las Especias así que esta excursión no nos la queríamos perder!! Contratamos la excursión de dos horas a una plantación de especias. En nuestro caso elegimos hacerla por la tarde y así aprovechar por la mañana la playa y la piscina del hotel.  Te dan a conocer y probar diferentes variedades de especies y te explican como las cuidan y qué beneficios tienen cada una de ellas. Muchas de estas especies las siguen utilizando a día de hoy para curar enfermedades leves como catarros, resfriados, alergias, etc.

– Excursión plantación de especies –

Nos gustó mucho la excursión, ya que pudimos aprender sobre las especies y aprovechamos para comprar unas pocas. El entorno es super agradable y además te obsequian con algún que otro regalito de cortesía como poder tomar un coco recién cogido de la palmera o algun detalle de ornamentación hecho con plantas, como podéis ver en la foto de arriba.

– Tanzano en busca de un coco –
  • Stonetown

Ir a Zanzíbar y no visitar la ciudad de piedra es impensable! Nosotros aprovechamos la misma tarde que hicimos el tour de las especias para ver la ciudad. Contratamos una visita de 2 horas con un guía de habla hispana que nos enseñó la ciudad y la verdad es que un acierto! Nos llevó por el centro de la ciudad, visitamos el mercado de Darajani, paseamos por sus callejuelas y nos habló sobre la historia y las tradiciones de allí. Durante la visita pudimos aprovechar para comprar algún souvenir.

Os dejamos unas fotos donde podéis ver el mercado de Darajani y cómo la comida está por todas partes, incluso en el suelo! Vale la pena pasearse por ahí y verlo.

– Mercado Darajani –
– De visita en el mercado –

Los controles de sanidad son bastante diferentes a los que estamos acostumbrados.. jaja

Stone Town fue declarado patrimonio de la Humanidad en el año 2000. La mayoría de los edificios de la ciudad están construidos con piedra coralina, de ello el nombre de la ciudad. También destaca el uso de la madera en las puertas, esculpidas a mano, que se pueden encontrar en el casco antiguo de la ciudad.

Sus callejuelas, el olor a especies, la vestimenta de sus habitantes (sobre todo las mujeres y niñas, tapadas de cabeza a los pies) te hacen sentir en un lugar muy diferente a lo que estamos acostumbrados en nuestro país. Se aprecia la confluencia de diferentes culturas que han existido en el pasado y sorprende un poco la decadencia de los edificios.

– Puerta de madera –

Ojo con los “papasi” (garrapas), así es como llaman a las personas que quieren sacarte dinero y se hacen pasar por guías o te presionan un poco para ayudarte con el alojamiento. En nuestro caso, al ir con un guía, ni se nos acercaron.

Como curiosidad deciros que el guía nos mostró la casa donde nació el cantante Freddie Mercury. Nosotros hasta ese día desconocíamos que había nacido en Zanzíbar, y vosotros, lo sabías?!

Y después de visitar la ciudad y da un buen paseo nos acercamos al puerto y divisamos la puesta del sol.

Otra de las excursiones que hicimos fue de un día entero. Por la mañana nos recogieron en el hotel con un bus y fuimos hasta Stone Town desde donde salimos con una embarcación típica de Zanzíbar dirección a la Isla de Changuu. Son 30 minutos de trayecto y se hace muy ameno y agradable. Visitamos las tortugas que se encuentras protegidas allí y finalizamos la excursión comiendo en una lengua de arena en medio del Índico.

– Embarcación típica de Zanzíbar –
  • Visita a la Isla Changuu (Prison Island)

La isla Changuu, comúnmente como Prison Island, fue usada como una prisión para los esclavos rebeldes en 1860 y funcionó como una mina de coral. Más tarde y durante un tiempo, se convirtió como un centro de cuarentena para los casos de fiebre amarilla que había en la zona.

– Isla de Changuu –

En 1919 el gobernador británico de Seychelles envió como regalo cuatro tortugas gigantes de Aldabra a Changuu. Como la gente comenzó a robar las tortugas para la venta en el extranjero como mascotas o comida, el gobierno de Zanzíbar, con la ayuda de la Sociedad Mundial para la Protección de los Animales construyeron un gran complejo para la protección de estos animales. Hay una fundación en la isla que se dedica al cuidado y el bienestar de las tortugas. Los visitantes podemos ir a verlas y alimentarlas. ¡Son muy monas!

Una vez pudimos dar de comer a las tortugas, visitar la isla y hacernos fotografías, nos volvimos a subir en la embarcación que nos llevó hasta una lengua de arena en medio del Oceano Índico.

– Lengua de arena en medio del Océano Índico –

En la lengua de arena pudimos comer pescadito y unas patatas fritas riquísimas que nos hicieron con fuego allí mismo, y pasamos la tarde haciendo snorkel y descansando al sol en una especie de haimas que prepararon para la ocasión. Allí se encuentran diferentes embarcaciones que hacen este tipo de excursiones por unos 50€ aprox. ¡Fue una experiencia única! 

De vuelta al hotel, nos paramos en medio de la carretera donde el guía nos explicó que cerca había un poblado pequeño que tenía bastante necesidad. Un chico italiano del grupo con el que fuimos a hacer la excursión había llevado camisetas, cuadernos y colores para regalar a los niños de Zanzíbar. Así que pidió al guía parar en medio de la carretera. Fue emocionante bajarnos del autobús y ver como los niños se acercaban y pedían caramelos o cualquier cosa que les pudieras dar. Fue un momento que siempre lo recordaremos, sus caras de felicidad al darles cualquier cosa, su agradecimiento en sus sonrisas…

Como consejo nos gustaría pediros que si vais a ir y podéis llevar algo, aunque sea unos cuadernos y unos colores, serán muy bienvenidos!

Y aparte de las excursiones que contratamos, también tuvimos nuestros momentos de relax. Disfrutar de la playa, el sol y de no tener horarios es parte de lo que nosotros llamamos vacaciones! Así que os recomendamos dar paseos por las playas y disfrutar del bienestar que ofrece sentirte en el paraíso.

– Vistas desde la hamaca del hotel –

Otra de las excursiones que mucha gente hace y recomiendan es ir a comer al restaurante The Rock. Debe de ser una experiencia muy chula comer en medio del agua turquesa y que depende de cómo esté la marea puedas subir caminando pero debas de bajar en barca. Os dejamos una foto y su web por si queréis echar un vistazo.

Esperamos que el post os haya gustado y sea de vuestro interés. Cualquier duda, ya sabéis que podéis preguntarnos a través de los comentarios o del formulario. Y podéis seguirnos a través de las RS 😉

También puede gustarte...

2 Comentarios

  1. ¡Hola Angel Luís y Elena! Me encanta vuestro blog también, hay viajes increíbles. Me apunto este de Zanzibar, debe ser un paraíso. ¡Ojalá encuentre un día una pareja como vosotros, moláis mucho!
    🙂

    1. twolivestraveling dice:

      Muchísimas gracias por tu comentario, Esther!!! A nosotros también nos ha gustado mucho tu blog y sobre todo, la guía de Moscú!!😊 Seguimos en contacto! 😘

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *